viernes, 30 de marzo de 2007

Esto me agrado:

–¿Y cuándo renació la necesidad de una pareja estable?
–Digamos que cinco millones de años atrás teníamos a las mujeres caminando por el páramo, llevando en un brazo un bebé y en el otro la comida y piedras para defenderse por si la atacaban. Era algo muy difícil, casi imposible, con más de un niño. Entonces, surgió la necesidad de unirse a un hombre de manera más permanente. Por otra parte, para los hombres, proteger y alimentar a varias mujeres y sus crías era casi imposible. Así se desarrollaron en el cerebro tres circuitos distintos:..el de la atracción sexual, que sirve para unir al hombre y a la mujer en primera instancia; el del amor romántico, que sirve para concentrar toda la energía reproductora en una sola persona, y el cariño perdurable, que mantiene a las parejas unidas con un lazo profundo.

–¿Hay alguna ventaja biológica en ser fieles?
–Enorme. Si la relación es buena, mantenerla estable significa que hay mayores posibilidades de tener hijos estables, a los que les vaya bien en la escuela, en el trabajo y que, a su vez, desarrollen relaciones estables con gente estable.
Además la gente que mantiene una relación estable tiende a ser más sana y vivir más años. Los matrimonios duraderos son buenos para la salud.


Dicen que al principio del enamoramiento abundan neurotransmisores que estimulan el deseo, y que con el paso del tiempo esas sustancias dejan lugar a una hormona que consolida sentimientos más duraderos…


Articulo completo
Publicar un comentario

ShareThis